Comunicacións do Club, Lecturas Recomendadas, Libro do mes

LA TRIBUNA DE EMILIA PARDO BAZAN

“Este privilegio concedido al novelista de crearse un mundo suyo propio, permite más libre inventiva y no se opone a que los elementos todos del microcosmos estén tomados, como es debido, de la realidad.”

UN POCO DE LA VIDA DE LA AUTORA

 La escritora coruñesa Condesa Emilia Pardo Bazán nace en A Coruña en el  1851. El noble abolengo de su familia, el espíritu abierto de su padre y el carácter activo y decidido de su madre, intervienen decisivamente en su educación y en su precoz afición a la lectura, en las bibliotecas coruñesas. No siguió la moda de la época que requería que las mujeres  estudiaran música y economía doméstica: recibió una amplia educación enfocada a estudios humanísticos e idiomas extranjeros, a pesar de, que de acuerdo con los dictados de la época, se le prohibió asistir a la universidad. Se casó a 16 años con José Quiroga y Pérez Deza y la pareja tuvo tres hijos: Jaime, Blanca  y Carmen. Se separaron en 1884 de manera amistosa. Después de un tiempo, la Condesa comenzó una relación amorosa con Benito Pérez Galdós, que duraría más de veinte años, caracterizada por una mutua admiración, una gran amistad e intimidad literaria y amorosa. La vocación literaria de doña Emilia es muy temprana y su denso corpus narrativo se alterna con una efectiva y singular labor literaria en las páginas de periódicos y revistas donde manifiesta sus inquietudes culturales, su sorprendente formación y su fluencia expresiva. En el 1906 la escritora coruñesa es nombrada primera mujer presidenta de la sección de Literatura del Ateneo madrileño. Dos años más tarde Alfonso XIII le concede el titulo de Condesa. En el 1910 es nombrada Consejero de Instrucción Publica y en el 1916 es la primera mujer en ocupar la Cátedra de Literaturas de la Universidad Central de Madrid. Pero toda esta actividad cultural no le impide mantener al día sus colaboraciones y la elaboración de sus obras. Viajó a Francia, Alemania, Inglaterra e Italia, y su pasión por el arte y la cultura fueron enriquecidas con una mayor experiencia. El corpus narrativo de la Condesa tiene una singular importancia por las cosmovisiones y las realidades exploradas, basadas en tres experiencias axiales: el entrañable afincamiento en A Coruña, las tierras orensanas y Madrid. En sus obras, Emilia Pardo Bazán toma postura frente a los problemas políticos españoles y analiza la ignorancia, la cursilería, la falta de ideas vocacionales de la mujer española. Pardo Bazán fue una pionera de los derechos de las mujeres y dedicó su vida a su defensa, tanto en su vida privada como en sus escritos. En todas sus obras incorporó sus ideas sobre la modernización de la sociedad española, sobre la necesidad de la educación femenina y sobre la igualdad de derechos.

“Si en mi tarjeta pusiera Emilio en lugar de Emilia, qué distinta habría sido mi vida.”

ANALISIS DE LA OBRA

 “La Tribuna”, tercera novela de Emilia Pardo Bazán, se publica en 1882 y representa la primera manifestación de tendencia naturalista de la autora. La obra es un estudio de costumbres locales, una pintura del pueblo con crudeza naturalista y lenguaje de los barrios bajos en una exploración múltipla del mundo urbano coruñese. La protagonista, Amparo, joven valiente trabajadora, se enamora por un hombre de clase superior: el teniente Baltasar Sobrado. Amparo, hija del pueblo, sabe que la sociedad se opone a su relación pero se ilusiona con el amor del oficial y cree ingenuamente que “el amor iguala las clases”. En cambio, Baltasar se mueve impulsado por la pasión imperiosa y dominante, busca el placer físico y empuja a la mujer a la unión sexual. Amparo, burlada, victima de una seducción amorosa de un burgués, ahoga su despecho en el activismo político. La escritora parte de varios hachos históricos: las resonancias de la revolución de 1868, la efervescencia de las ideas avanzadas entre las cigarreras, la proclamación de la República. La protagonista se mueve dentro de un ambiente real y concreto que reproduce la vida cotidiana y el activismo revolucionario. El interés de la novela se centra en los acontecimientos políticos, densos de contenido ideológico: Amparo, de lectora apasionada de los periódicos en voz alta, se convierte en orador, en tribuna de las cigarreras. Esta obra es una heterogénea exploración de la comunidad urbana, en el status de sus habitantes, en la cadena de contactos e interrelaciones sociales. Emilia Pardo Bazán describe los ambientes de la pobreza y las miserables condiciones de vida de las callejas suburbanas: las viviendas insalubres, la parquedad de alimentos, la carencia de higiene, determinan taras físicas y graves enfermedades. La división  de la ciudad descrita en la obra en barrios, en zonas, corresponde a la realidad topográfica de A Coruña, bautizada con el eufórico nombre de Marineda. “La Tribuna es la primera novela española de protagonismo obrero y se caracteriza por la singular actividad femenina. La escritora se muestra decidida defensora del trabajo y la educación en el sector femenino, al propugnar la doble misión de “madre y trabajadora”. Con el nacimiento del hijo, “La Tribuna queda como un ejemplo de novela abierta. Pero la aventura tendrá un insospechado desenlace en “Memorias de un solteron” donde Baltasar se casa con Amparo, legitimando el nacimiento del hijo, veintitantos años después.

“Un libro nunca se termina. Siempre esta ahí, esperando que alguien lo haga nuevo, después de una nueva lectura.” Richard Bach

Cada consejo para mejorar el Club es bien aceptado: para preguntas, solicitudes, sugerencias, dudas y cualquier cosa se puede escribir un correo electrónico o comentar aquí en le Blog o en la pagina Facebook.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s